(32) 2974120 contacto@damosvida.cl

Tips para evitar conflictos entre hermanos cuando se cuida

Cuando se presenta la situación de cuidar a un enfermo de Alzheimer en el hogar, al padre o madre, los hermanos a menudo entran en desacuerdo sobre cual enfoque de cuidado seguir. Delinear un plan desde el principio, en conjunto puede ayudar.

El cuidado de un padre/madre anciano en solitario es una situación complicada. Cuando participan también tus hermanos y hermanas, y cuando la atención, médica y las decisiones financieras se deben discutir y acordar juntos como un equipo, el cuidado puede ser aún más complejo. Tus hermanos pueden ser de gran ayuda y el mejor apoyo de los apoyos. Sin embargo, en muchas familias, también pueden ser una fuente de estrés, de desacuerdo, de rivalidad. No hay dos familias iguales.

Las diferentes situaciones

Aquellos hijos que regresan a casa para una visita después de un largo tiempo, van seguidas de la impresión de que por primera vez sus padres son mucho más frágiles de lo que esperaban.

A pesar de que ellos siempre informan que están “muy bien” al realizar esas llamadas telefónicas semanales. Pero durante la visita, uno se da cuenta de que este no es el caso. Sus padres parecen ser mucho más mayores y puede atisbar los fallos de memoria que cometen, esa marcha o equilibrio indeterminado. O incluso varios nuevos medicamentos sobre la mesa u otras señales de problemas de la salud.

Las reacciones difieren entre sus hermanos. Puede ser que un hermano/a, que vive a dos horas de distancia, no percibe tales cambios o incluso los normaliza; el otro hermano, que vive lejos en otra ciudad y sólo llega a casa una vez al año, está muy sorprendido por los cambios que observa ahora.

Comienzan a discutir y a compartir impresiones para asegurar y garantizar el cuidado y la seguridad de sus padres en el entorno familiar. Puede que alguno comente la posibilidad del ingreso en la institución o meditar contratar la ayuda de algún profesional. O simplemente se determina que aquel hermano que vive más cercano asuma el control del cuidado.

¿Qué hacer en esta situación?

  • Considerar que el cuidado de tu padre/madre es una responsabilidad compartida.
  • Para ayudar a alcanzar el objetivo principal de la toma de decisiones compartida, mantener una reunión familiar.
  • Comprender y respetar que tus hermanos y hermanas pueden tener diferentes ideas sobre el cuidado que necesita vuestro padre/madre.
  • La comunicación juega un papel fundamental.
  • Aceptar a tus hermanos por lo que son. No todo el mundo piensa, siente o actúa de la misma manera.
  • Buscar el consejo de alguien fuera de la familia. Un mediador, trabajador social o psicólogo/a pueden ayudar a solucionar los bloqueos emocionales, la negación, u otros problemas que interfieren con las resoluciones exitosas.

Fuente: www.alzheimeruniversal.eu